Home / Sin categoría / La ciencia no miente: 9 consejos que te ayudarán a dormir como nunca

La ciencia no miente: 9 consejos que te ayudarán a dormir como nunca

Mejorar tu descanso es simple, aunque seremos sinceros: no todas las técnicas te gustarán.

Casi un tercio de nuestra vida la pasamos durmiendo. Con esto, es muy lógico que la forma en que descansemos influya directamente en nuestra salud y en cómo nuestro cuerpo se sentirá al día siguiente. Saber la mejor forma de irnos a dormir de acuerdo a cómo nuestro cuerpo se siente puede ayudarnos a recuperar la energía necesaria y evitar el mal rato que los molestos dolores musculares suelen causar en nuestra rutina.

1. Dolor de hombros

Si te duele el hombro al despertar deberías evitar dormir de lado. Dormir con tu estómago abajo produce una mala alineación de los hombros, por lo que es una mala idea también. Lo mejor es dormir descansando en tu espalda. Pon una almohada delgada (mejor si es ortopédica) bajo tu cabeza. Toma otra almohada, ponla en tu estómago y abrázala. Tus hombros estarán estables.

Si no puedes dormir así, trata de recostarte en el lado que no se te hace doloroso, acerca tus rodillas ligeramente hacia tu pecho y pon una almohada entre tus rodillas. Tampoco duermas con una mano bajo tu cabeza, pues produce una mala posición en los hombros.

2. Dolor de espalda

Si tienes dolor de espalda será bueno mantener la curvatura natural de tu columna. Si tu colchón es demasiado blando, es tiempo de conseguir uno nuevo. Dormir de espalda es probablemente la mejor opción. Pon una almohada en la parte baja de tu espalda y pelvis. Si duermes de lado, lo mejor es la posición fetal con una almohada entre tus rodillas para reducir la tensión en los tendones.

3. Dolor de cuello

Necesitas poner un soporte en tu cuello para dormir. Por lo general, dormir de espalda con una almohada bajo tu cabeza y una en cada brazo es la mejor opción. Debes elegirlas con cuidado y lo mejor es optar por las ortopédicas. Que no sean muy gruesas, pues la idea es mantener la curvatura natural de tu cuello ya sea prefieras dormir de lado o boca abajo.

4. No puedes dormir

Puede ser muy difícil eliminar los teléfonos y computadores antes de ir a dormir, pero deberías hacerlo. Realmente ayuda con el problema. Evita consumir mucha cafeína al menos seis horas antes de dormir. Haz ejercicio en la mañana y en la tarde, pues te ayudará a tonificar tu cuerpo, mejorar tu circulación y te hará dormir más rápido.

5. No puedes mantener el sueño

Si sueles despertar en medio de la noche, entonces no sólo deberías dejar de usar tus dispositivos antes de ir a dormir, sino también el alcohol. Éste interrumpe el equilibrio de agua en tu cuerpo y afecta tu ciclo de sueño. Revisa la temperatura de tu habitación, lo ideal debiese ser entre 20-22ºC.

6. No puedes despertar

Todos parecen sufrir este mismo problema, pero, por raro que sea, es fácil de resolver. Pon tu alarma a la misma hora todos los días (incluso en el fin de semana). Si quieres despertar temprano, tienes que ir a dormir temprano también y mantener un ciclo estable.

7. Si los ronquidos son tu problema

Si tiendes a roncar, evita dormir de espalda. En esta posición se estrecha el camino para que fluya el aire en tu garganta, produciendo el ronquido. Escoge tu almohada con cuidado, ya que una muy suave podría hacer que tu cabeza caiga hacia atrás, aumentando el ronquido. Eleva tu cabeza un poco para evitar que la lengua “caiga”. De costado el aire fluirá mejor.

8. Calambres en las piernas

Suelen ser espasmos repentinos, o un apretón en tus piernas. Cerca del 80% de las personas sufren de este problema, sin importar la edad. Los calambres nocturnos suelen estar relacionados a alguna enfermedad o daño en los nervios. Si los calambres son seguidos, debes consultar con tu doctor. Una buena forma de evitarlos es fortalecer y elongar la musculatura. Yoga o masajes antes de dormir son de gran ayuda, siempre que los hagas con frecuencia.

9. Otros problemas

Las dificultades para dormir pueden ser causadas por diversos factores, desde fatiga y zapatos incómodos hasta problemas con el sistema digestivo o nervioso. Sólo un doctor puede identificar qué los está ocasionando y recomendar un tratamiento.

Si sufres de acidez es una buena ida dormir sobre tu lado izquierdo. De esta forma prevemos que lo que está dentro de nuestro estómago se devuelva al esófago, previniendo la acidez. ¿Te duelen las piernas por la noche? Mantén tus piernas en altura con una almohada enrollada o con el borde de tu cama. La sangre necesita volver a circular. Un masaje también ayudará a que esto se pueda conseguir forma más fácil.



Check Also

Doble asesinato en San Miguel deja terrible escena (FOTO)

La Policía Nacional Civil (PNC) reportó un doble homicidio en el cantón El Progreso, de …