Home / Sin categoría / En China pagan por alquilar extranjeros, pero tienes que lucir así…

En China pagan por alquilar extranjeros, pero tienes que lucir así…

Este negocio se basa en la creencia generalizada de que cualquier conexión con Occidente aumenta el prestigio de las empresas locales.

Ser extranjero y blanco (y más que todo rubio) puede ser suficiente para ganar algo de dinero sin apenas esfuerzo en China, según analizó el periódico Republic en un artículo en el que descibre la industria aparentemente floreciente del “alquiler de extranjeros” en el gigante asiático.

Este negocio, que existe desde hace más de una década, se basa en la creencia generalizada en China de que cualquier conexión con Occidente aumenta el prestigio de las empresas locales.

Cómo funciona

Según explica el portal, los actores pueden ser contratados por las compañías chinas para hacerse pasar por directores, hombres de negocios, famosos músicos, expertos o modelos. También las agencias inmobiliarias contratan a extranjeros para interpretar el papel de falsos propietarios de viviendas con el fin de despertar el interés en los compradores chinos.

Uno de los pocos requisitos básicos para los candidatos es ser blanco. También se “alquilan” extranjeros negros, aunque, según admiten las agencias intermediarias, están peor pagados, y los quieren más que todo para extras como esclavos en anuncios, o como edecanes para productos de incremento de músculos. A los indios no se les contrata por ser una “raza sucia”, mientras que los latinos que parezcan americanos si son contratados, pero se les exige no hablar en lo absoluto.

A veces, basta con acudir a una fiesta u otro evento. Así, una compañía en Pekín contrató a una estadounidense como asistente del director, cuyo único trabajo consistía en acompañar al jefe a las cenas con los clientes una vez a la semana, ganando unos 150 dólares por cada cena. La “asistente” relata que no sabía mucho acerca de la empresa y “ni siquiera hablamos de negocios en cenas”.

Otro estadounidense, también residente en Pekín, tuvo que hacer de vicepresidente de una compañía de joyas italiana que supuestamente fue socia de una cadena de joyerías chinas durante una década. En concreto, recibió 300 dólares por volar, junto con un par de modelos rusas, a una pequeña ciudad de la central provincia de Henan, donde pronunció un discurso en la ceremonia de inauguración de una joyería.

A veces, todo lo que tiene que hacer el extranjero es estar en la oficina para que los visitantes puedan verlo por la ventana.

Para qué sirve

En general, la actitud hacia los extranjeros en China es ambigua. Por un lado, los visitantes de los países occidentales están asociados con los negocios, la ciencia y la tecnología. Por otro lado, se les atribuyen arrogancia y egoísmo, y a menudo son tratados con suspicacia.

Sin embargo, los estereotipos positivos son suficientes para que la demanda de extranjeros continúe existiendo. Al contratarlos como empleados o clientes falsos, las compañías chinas demuestran su estatus internacional, que a su vez debe servir como una prueba de su prestigio y prosperidad.



Check Also

Doble asesinato en San Miguel deja terrible escena (FOTO)

La Policía Nacional Civil (PNC) reportó un doble homicidio en el cantón El Progreso, de …